UNA DESAPARICIÓN LLENA DE CONTRADICCIONES

Noticia Política

La policía declaró que la avioneta del yerno de la exalcaldesa Angélica Sosa, desapareció el 7 de julio, pero NAABOL dijo que en realidad la aeronave regresó al día siguiente. Dijeron que el avión se había siniestrado en Paraguay, pero las autoridades de aquel país, no reportaron nada al respecto. En la puerta del hangar de la avioneta, supuestamente siniestrada, dice “cerrado por COVID”.

Inicialmente, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Julio César Cossío, afirmó que desde el 7 de julio se perdió todo contacto con la aeronave, pero la empresa de Navegación Aérea y Administración de Aeropuertos Bolivianos (Naabol), lo desmintió.

Hurtado, director de NAABOL, afirmó la nave llegó a destino y tenía programado retornar ese mismo día 7 de julio. Pero curiosamente, de acuerdo a los reportes que maneja Naabol y Torre de Control del aeropuerto El Trompillo, regresó al día siguiente, incluso dejó entrever que durante ese lapso habría realizado otro vuelo no autorizado, hacia una zona denominada el Cerro.

¿Por qué la policía mintió indicando que la avioneta se accidentó en Paraguay?

Según el informe de Cossío, la aeronave partió a las 09:17 horas y estaba pilotada por Ernesto Cortez Tomás y Juan José Dorado (yerno de Sosa) como acompañante y se dirigía a la estancia Cupesí con un plan de vuelo de un tiempo aproximado de una hora.

El padre del desaparecido se habría contactado con la Policía alegando que recibió una “fatídica noticia”, refiriéndose a la muerte de su hijo.

¿Quién informó a la familia de Juan José Dorado, del funesto desenlace?

 1,341 Total Visitas,  2 Visitas Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *