LLEGAN LAS ALMAS DE SACABA, SENKATA, PEDREGAL Y DE SEBASTIAN MORO

Política

Desde noviembre de 2019, más de 20 bolivianas y bolivianos, la mayoría jóvenes, fueron asesinados a quemaropa o las llamadas muertes extrajudiciales a manos de militares autorizados por la entonces autoproclamada presidente Jeanine Añez. Pasaron tres años, y sus almas llegan nuevamente a nuestras mesas.

Varios informes internacionales, producto de investigaciones in situ, determinaron que se trataron de masacres y hace unos días la Fiscalía del Estado determinó que fue genocidio.

El 15 de noviembre, al menos 11 civiles perdieron la vida y otros 120 resultaron heridos en Sacaba, en el departamento de Cochabamba.  El 19 de noviembre, en cercanías de Senkata, barrio de la ciudad de El Alto, en La Paz, otros 11 civiles perdieron la vida y 78 heridos. En ningún caso se produjeron bajas entre los efectivos policiales y militares. Por tales sucesos,​ el 10 de diciembre de 2019 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH condenó enfáticamente los crímenes cometidos.

Arturo Murillo, ministro de Gobierno de facto de Bolivia, preso en EEUU por corrupción, llegó a sostener que la totalidad de las personas fallecidas habían sido «muertos con escopeta, con bala (calibre) 22, con dinamita, o sea son asesinados por sus mismos compañeros. La Fiscalía desmontó con argumentos y pruebas esa liviana tesis.

En el mes de julio de 2020, la Clínica Internacional de Derechos Humanos de Harvard emitió un informe en el que establece que el gobierno de facto cometió serias vulneraciones a los derechos humanos.

En septiembre de 2020, la Defensoría del Pueblo emitió el informe «Crisis de Estado, violación de derechos humanos en Bolivia», donde sostiene que el Gobierno de facto de Jeanine Áñez era responsable de delitos de lesa humanidad.

Cabe mencionar que en durante la crisis estatal, también murió el periodista argentino Sebastian Moro, en circunstancias que aún no fueron esclarecidas pese al juicio iniciado por la familia en el mismo mes de noviembre. Tres años pasaron y la justicia no llega.

 3,664 Total Visitas,  2 Visitas Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *