LA UTILIZACIÓN POLÍTICA DE LA MORENADA

Noticia

Con el beneplácito de la asociación de conjuntos folclóricos del Gran Poder, los políticos de derecha se pasean por las recepciones (fiestas pomposas de los folkloristas). Mientras la ciudad cruza los dedos con cada aguacero, Iván Arias, asiste con su corte de adeptos a la morenada Intocables, a los Fanáticos.

Los que pagan la fiesta, todos de extracción indígena, olvidaron que la festividad surgió como resistencia al racismo colonial.

“Cuando creamos la danza del caporal, allá por los 70s, en el Gran Poder, solo bailaban las sirvientas y los cargadores”, expresó don Jorge Estrada Pacheco, en una entrevista para el programa “Protagonistas” de Santa Cruz.

A partir de los 80, poco a poco, los folkloristas resignificaron los atuendos del desprecio: la pollera, símbolo de exclusión, pasó a convertirse, en nuestros días, en un símbolo de prestigio y dignidad.

Hoy, la mujer de pollera representa el orgullo y la respetabilidad, pero sus orígenes, fueron la exclusión, impuesta a hierro durante 500 años, primero por la colonia y posteriormente por la república.

La poca memoria de los dirigentes de las fraternidades, constituye una afrenta a esta lucha cultural, a esta resistencia cultural, que logró resignificar lo excluido, y convertirlo es noble y digno.

 150 Total Visitas,  2 Visitas Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *