La navidad de ‘los nadies’.

Noticia Sociedad

Ni pan dulce ni pan amargo ni pan duro, ni nada de nada. Recuerdos de la muerte.

Entre 1825 y 2005, Bolivia y Haití, competían cada año, en el funesto campeonato sobre quién de los dos, sería el país con más niños muertos por inanición. Unas veces «ganaba» Bolivia y otras Haití.

Los presidentes se sucedían, uno tras otro, todos educados en grandes universidades, todos de rostros pálidos, mejillas rosadas y bigotes de Bismarc. Cada vez más cínicos, juraban por Dios, que Bolivia se estaba muriendo, y que para no verla sufrir, había que matarla. Entonces la mataban. «Es por su bien», decían.

Desde los canales de televisión señalaban que, para pagar sueldos a profesores y médicos, debían «pedir limosna» a los organismos internacionales, porque no había un peso en las arcas de este país maldito.

Pero llegó el 18 de diciembre de 2005, los niños bolivianos dejaron de dormir en las puertas del Estadio Hernando Siles, para que un cura les regale un juguete, pero sobre todo, dejaron de morirse con las tripas pegadas al espinazo. Dejaron de morirse de toda muerte.

Poco a poco, la cultura pedigueña, practicada por presidentes de grandes apellidos, fue quedando en el olvido.

En 14 años, 3 millones de personas pudieron salir del infierno de la pobreza; después, la oposición dirá que fue «un despilfarro». El eco será tan fuerte que incluso quienes pudieron salir arrastras de la miseria absoluta, repetirán enojados, fue «un verdadero despilfarro».

Unos dicen que por culpa del covid, otros que por culpa de la guerra, otros que por culpa de los 14 años, lo cierto es que, nuevamente, están volviendo las filas de niños pidiendo juguetes a un papá Noel siempre desatento, siempre llegando a otras casas nunca a la de los niños olvidados que aguardan absortos, a, aquel viejo gordo que vive en las vidrieras, en el país de los juguetes, siempre lejos de Bolivia y Haití.

 144 Total Visitas,  4 Visitas Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *