EL INFIERNO DE LA DEFORESTACIÓN

Noticia

Para ellos, la tierra no es la madre que abraza y protege a todos los seres vivos, sino que es solo una cosa, a la que hay que cortar, prender fuego, someter y sojuzgar. Y cuando ya no pueda darles un grano de arroz, se van a otro sitio y repiten lo mismo. Recibieron ese mandamiento de la biblia, esta escrito en la biblia.

“Luego de haber creado a Adán y Eva, a imagen de Dios, les dio el mandamiento: ‘Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla’”, les dijo (Génesis 1:28).

Existe un dicho popular de Atila que decía “donde mi caballo pisa ya no crece la hierba”, así son los menonitas. Los terratenientes (nacionales) no se quedan atrás.

Los pueblos indígenas de Surinam (centro américa), protestan ante la llegada de 50 familias menonitas desde Bolivia, para un proyecto agrícola que inicia con 30 mil hectáreas y se proyecta hasta las 300 mil, según Terra Invest, empresa encargada de llevar a los menonitas.

Los indígenas cuestionan la concesión de terrenos a extranjeros, mientras ellos llevan décadas reclamando que el Estado reconozca sus derechos sobre la tierra.

 178 Total Visitas,  2 Visitas Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *