DESPUÉS DEL GOLPE VINO LA PESTE: SE CUMPLEN 4 AÑOS DEL COVID

Noticia

Los evangélicos anunciaban que había llegado el fin del mundo. Mientras los pititas todavía se felicitaban por haber sacado al indio, el gobierno golpista compraba con sobreprecio 500 respiradores truchos, unas niñas se suicidaban de hambre en Montero, los enfermos morían en las puertas de los hospitales, y la mandataria se hacia un lifting en plena pandemia. Los medios de comunicación declaraban que Añez y Murillo eran la pareja del año, y Carolina (hija), festejaba sus cumpleaños numero 40, en aviones del TAM.

Es difícil encontrar a algún boliviano o boliviana, a quien no se le hubiese muerto algún familiar o amigo o algún vecino. La peste, como un cuchillo ensarrado, nos partió a todos por la mitad.

Mas que la compra de gases lacrimógenos con sobreprecio, lo que define el carácter, la identidad, del grupo de vándalos que asaltó el poder en 2019, es la compra con sobreprecio de 500 respiradores: 170 españoles y 330 chinos.

Pregunta: ¿Se le puede robar a un país que se esta muriendo, en la acera sin una molécula de oxígeno en los pulmones?

Respuesta: Sí (sonrisa burlona de los pititas).

La segunda semana de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba que había surgido una pandemia mundial sin precedentes, y hacía un llamado a los gobiernos de todo el mundo a implementar políticas sanitarias para aplacar los efectos del virus.

Para los pititas, encaramados en el gobierno, fue la oportunidad que habían estado esperando toda la vida. El 21 de marzo de 2020, emitieron el Decreto Supremo N° 4199, declarando Cuarentena Total en todo el territorio: No habría testigos para sus fechorías:

El ex ministro de Energías, Rodrigo Guzmán (recientemente liberado), fue denunciado por la compra de barbijos con un sobreprecio de 600 mil dólares.

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, fue implicado en la contratación de seguros, con un daño al estado de más de 80 millones dólares.

La Dirección General de Aeronáutica Civil – DGAC, denunció la adquisición de equipos de bioseguridad (barbijos) que cuestan Bs 2 y que se adquirieron sin facturas a Bs 30, en el ministerio de Obras Públicas, conducido por Iván Arias, actual alcalde de La Paz.

La lista es interminable.

Melissa Ibarra, la presentadora de televisión que repartía plata a los universitarios pititas que golpeaban y escupían a los policías; ya en los días del Covid, junto a Mauricio Fabián Zambrana, junto a sus secuaces, vestidos de policías (con la venia de Murillo), extorsionaban a personas durante la cuarentena. Ibarra vendía pruebas antígeno “al por mayor y menor”.

Y, como una burla del destino, Arturo Murillo le entregaba un maple de huevos a cada miembro de la policía, sin ellos no habría sido posible el golpe.

 432 Total Visitas,  4 Visitas Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *