ADOCTRINAMIENTO: DESDE 1910 OBLIGAN A LOS ESTUDIANTES A LEER UN LIBRO RACISTA LLENO DE PREJUICIOS

Noticia

Recientemente los medios de comunicación expresaron su disconformidad sobre utilizar en los textos escolares el concepto “golpe de Estado”, prefieren el uso de las palabras “sucesión constitucional”. Desde 1910, en los colegios y normales del país, se impone la lectura de un texto, cuyo autor, Alcides Arguedas, fue un connotado difusor de doctrinas racistas.

La batalla cultural, en la que los medios de comunicación llevan la delantera, no por sus argumentos, sino por la capacidad de difusión de sus preceptos (poseen miles de radios, periódicos y canales de televisión). Abandonaron el mandato constitucional de contribuir a la educación e instrucción, por el contrario, su programación tiene el objetivo manifiesto de idiotizar a la población con programas rústicos como calle siete (paralelismo de página siete).

Desde hace 120 años, en los colegios, normales y universidades del país, es de lectura obligatoria un texto lleno de prejuicios y doctrinas racistas.

Según Arguedas Bolivia está enferma, y la sangre indígena le impide sanarse.

Para Arguedas, a la mujer indígena, le complace ser golpeada: «En sus odios es tan exaltada como el varón. Ruda y torpe! se siente amada cuando recibe golpes del macho; de lo contrario! para ella no tiene valor un hombre. Hipócrita y solapada»

«(La raza india moral y físicamente) es poco atrayente y no acusa ni inteligencia! Ni bondad», Pueblo Enfermo, Alcides Arguedas.

Son bestias, «Es animal expansivo con los de su especie; fuera de su centro se mantiene reservado y hosco”. Pueblo Enfermo, Alcides Arguedas.

«Receloso y desconfiado! feroz por atavismo! cruel! parco y miserable. repiñesco, de nada llega a apasionarse de veras. Todo lo que personalmente no le atañe lo mira con la pasividad sumisa del bruto y vive sin entusiasmos! sin anhelos en quietismo netamente animal”, Pueblo Enfermo, Alcides Arguedas.

«Oyendo su alma repleta de odios. Desfoga sus pasiones y roba! mata! asesina con saña atroz. Autoridad! patrón! poder! cura! nada existen para él», Pueblo Enfermo, Alcides Arguedas.

 370 Total Visitas,  4 Visitas Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *